Home Crónica de la Jornada

Crónica. Jornada 12 diciembre 2010.


Kuruchet va en serio.

El potro de San Acacio bate a Dansico en una brillantísima actuación en el Premio Cajasol, culminando el doblete que su preparador, José Calderón, había iniciado con otro triunfo, el de Santoyo.

          Dos Hermanas (Sevilla), 12 de diciembre de 2010. Kuruchet reivindicó el nivel de los purasangres entrenados en el sur con una brillantísima victoria en los 2.100 metros del Premio Cajasol, la prueba principal de la tercera jornada invernal en el Gran Hipódromo de Andalucía Javier Piñar Hafner. En el poste de meta, el tres años de la cuadra San Acacio que prepara José Calderón dejó a tres cuerpos a Dansico, que, pese a partir como claro favorito en los pronósticos, no tuvo opción alguna ante la fabulosa recta final que protagonizó el vencedor bajo la conducción del prometedor aprendiz Álvaro Gómez.

          La carrera, espléndido colofón a una sobresaliente jornada en el recinto hípico de Dos Hermanas, no concedió ni un solo instante de tregua. Nada más abrirse los cajones, Nova San se puso en punta imprimiendo un paso muy intenso que estiró al escueto pelotón de siete unidades. A falta de un kilómetro, el conductor ya se había vaciado, y su lugar en la cabeza lo ocupó Eriko, que condujo el lote hasta el comienzo de las tribunas mientras Kuruchet y Dansico se vigilaban y el debutante Guambiano y Sandulces aguantaban dignamente. Llegado el derecho se desataron las hostilidades. Kuruchet rebasó a Eriko por el interior, pegándose a los palos, mientras que Dansico lo esquivó saliéndose al tercer carril. Esa maniobra dio una ligera ventaja a Kuruchet que, sin necesidad de ser estimulado con la fusta, cambió radicalmente de marcha. Pocos trancos después ya aventajaba a Dansico en unos tres cuerpos, ventaja que, pese a la reacción del Safsaf, conservaría hasta el final, mostrando una solidez encomiable. Por detrás, Eriko lograba un meritorio tercer puesto.

          Con ésta, son cuatro las victorias consecutivas que encadena Kuruchet, la primera con los colores de la cuadra San Acacio, que, precisamente, ahora celebra los diez años desde el primer triunfo del que fue su primer gran caballo, Gapton-Bob. Si el pasado año sumó dos triunfos y un segundo puesto (Memorial Javier Piñar Hafner) en sus tres salidas invernales en Dos Hermanas, desde este verano, cuando llegó a la preparación de Calderón, ha ganado sobre la arena de Mijas, dos veces en la playa de Sanlúcar de Barrameda y esta prueba en la hierba nazarena. Definitivamente, Kuruchet es muy buen caballo, por lo que su gran objetivo a corto plazo debería ser pelear el Gran Premio de Fondo, carrera en la que también está inscrito un Dansico que encadena ya tres comparecencias sin cumplir las expectativas que se habían gerenado a principios de año.

          El pinchazo de Dansico no fue una buena noticia, desde luego, para su propietario, Anthony Forde (su cuadra es virtual campeona de esta estadística en 2010), ya que afrontaba la jornada con dos opciones serias de victoria y, al final, debió conformarse con sendos segundos puestos. La otra plata la cosechó con Secretside en la primera carrera, Premio Restaurante Fonti (1.200 metros para potros de dos años), en la que Black Dibel sorprendió a propios y extraños con un formidable trayecto en punta. Con la monta del veterano Jorge Jarcovsky, el pupilo de Gustavo Bindella dejó en evidencia a aquellos que lo consideraban netamente arenero, ya que hasta la fecha sus mejores actuaciones habían sido sobre el dirt mientras fallaba en el verde.

          El gran triunfador de la jornada fue, sin duda, José Calderón, quien, al margen del triunfo alcanzado con Kuruchet, firmó un memorable doblete gracias al primer puesto que Santoyo obtuvo en el Premio Discoteca B3, la tercera manga del hándicap dividido (1.500 metros). El protagonizado por Santoyo fue uno de los mejores remates que se recuerdan en Dos Hermanas. A mitad de recta de tribunas, el cuatro años de la cuadra Sanluqueña tenía más de diez cuerpos de desventaja respecto a North East Corner y Caillou, que, tras liderar la carrera, daban la sensación de pelearse el triunfo entre ellos. Sin embargo, Santoyo, con un sprint eléctrico, fue remontando tranco a tranco hasta dar caza a sus antecesores. Fue entonces cuando llegó la genial maniobra de Jeremy Crocquevieille, quien demostró por qué es el mejor jockey del año en España. Con el camino obstruido, y a lomos de un animal lanzadísimo, tuvo la destreza de cambiarlo de carril para regatear a sus rivales y culminar un soberbio remate que bien valió el triunfo.

          La jornada dejó otro bello final, el que pudo disfrutarse en la llegada del Premio Manzanilla Gabriela, la primera parte del hándicap. Tras dejar atrás al contuctor Stormy Montlioux, la guadianesca Libia mostró su mejor cara con una larga culminación en la que resistió sin fisuras los valientes ataques que, por el interior, completaron casi en paralelo Foxtrot Delta y El Guaje, que acabaron segundo y tercero, respectivamente.

          Menos vistoso, pero igualmente efectivo, fue el remate que le valió a Viveiro la victoria en el Premio Urbaser, la segunda manga del hándicap. Después de que su compañero en la cuadra Pereira marcara el ritmo de la prueba, Viveiro, con Marino Gomes, presentó un fuerte remate que apenas encontró resistencia. Our Chairman, fuerte rumor antes de que los caballos compitieran, fue segundo, mientras que El Africano volvió a ser tercero, como hace quince días.

 

Acceso Privado