Home Noticias Prensa Crónica. Jornada 19 diciembre 2010.

Crónica. Jornada 19 diciembre 2010.


Camuray cumple con la tradición.

Por tercer año seguido, el sprinter de Cortiñal gana en Dos Hermanas, batiendo a un lote de mucho nivel en el Gran Premio Ayuntamiento de Dos Hermanas y cerrando el doblete del jockey checo Vaclav Janacek.

Dos Hermanas (Sevilla), 19 de diciembre de 2010.

          Con un triunfo de enjundia en los explosivos 1.200 metros del Gran Premio Ayuntamiento de Dos Hermanas, Camuray se unió al selecto grupo de purasangres que han logrado una victoria en tres temporadas distintas en el Gran Hipódromo de Andalucía Javier Piñar Hafner. El nacional de la Yeguada Cortiñal, que ya causara buena sensación hace tres semanas en el Gran Premio Nacional, pasó de esta forma por ganadores por primera vez en 2010, batiendo a un lote de mucho nivel repleto de importados.

          Nada más darse la largada, Flying Flute, pese a salir por el octavo cajón, el último y el menos ventajoso, tomó la punta del grupo.

          Favorito para muchos, el de la cuadra Dos Hermanos impuso un paso selectivo, siendo escoltado por Bahraj, mientras Camuray y Mr Rigsby galopaban en la tercera línea y Sirenita, a la que se daba por fija en el trío, prácticamente cerraba el pelotón. Al desembocar en la recta, Flying Flute conservó su privilegiado sitio por los palos, al tiempo que Mr Rigsby y Camuray avanzaban por el segundo y tercer carril, respectivamente. Nadie remontaba desde atrás y a Alternative, cuarto en discordia, no se le veía capaz de consumar la hazaña. La carrera, con media recta de tribunas por delante, estaba entre estos tres caballos. Flying Flute se hizo fuerte por el interior, pero la amenaza de Mr Rigsby y Camuray era cada vez más seria. A un hectómetro de la herradura de meta, Camuray ya se había puesto por delante. Para entonces, Flying Flute había dado todo lo que tenía y ni siquiera pudo conservar la plata, que fue para el honradísimo Mr Rigsby, que remató con energía y llegó a una cabeza del vencedor.

          Con Camuray, firmó un doblete de victorias el jockey checo Vaclav Janacek, quien sumó sus dos primeros triunfos en el turf español, al que llegó hace un mes de la mano del entrenador Enrique León. Janacek, de 24 años, tuvo el privilegio de montar en 2008 en el Arco del Triunfo parisino, una de las citas estelares del calendario internacional, y en las pocas montas que ha arañado hasta ahora ha demostrado su destreza, por lo que seguramente no le falte trabajo en las próximas jornadas. Antes, en su primera monta a las órdenes de la preparación de Guillermo Arizkorreta, había hecho ganar al irregular Jordan Water en el Premio Emasesa, la primera parte del hándicap dividido, programado sobre 1.800 metros. Llegado el derecho, justo cuando se diluía el conductor, Rey Mambo, Jordan Water lanzó su ataque. Empezó por el quinto carril y acabó en el segundo, aunque los comisarios no estimaron que su cambio radical de línea perjudicara a Hacari, que finalizó segundo pero sin opciones de dar alcance al ganador. No hubo acertantes en la apuesta gemela pero sí en el trío, que completó Navaron y que dejó el dividendo más alto del día: 2.087 euros para el único que acertó tan imprevista combinación.

          En la segunda parte del hándicap, Premio AC Hotels, la cuadra Pereira hizo la gemela. No ganó Covelo, que viene apuntando en sus últimas salidas y que antes o después hallará su recompensa, sino su compañero de colores, Esquio. Chico del Barrio, tras galopar en punta, conservó un valioso tercer puesto, completando otro trío jugosísimo: 1.901 euros.

          La jornada se inició con otra sonada sorpresa en la milla reservada a los dos años nacionales. Opus, al que pocos tenían en cuenta, se dio un paseo sideral de punta a punta. Le sucedieron los que, a priori, más gustaban a los entendidos, American Ganster y Vivanco.

          En la otra carrera reservada a los representantes de la generación precoz, Premio Hipódromos de Andalucía (1.500 metros para los no ganadores), el triunfo fue para el gran favorito, Barking, que, por fin, sumó su primera victoria. Green Night (décimo y duodécimo en sus dos carreras anteriores) dejó boquiabiertos a los presentes con su segundo puesto, mientras que Harry Can Say cerró un gran debut con el tercer puesto. Ningún aficionado fue capaz de acertar el trío.

 

Acceso Privado