Home Noticias Prensa Nota de Prensa. Jornada 16 enero 2011

Nota de Prensa. Jornada 16 enero 2011


Diego Sánchez, una visita de lujo

El jockey lebrijano, establecido en Chicago, ha logrado hacerse un hueco en el potente turf americano y, aprovechando que ha vuelto a casa de vacaciones, montará este domingo en el hipódromo de Dos Hermanas.

          Dos Hermanas (Sevilla), 12 de enero de 2011. Pese a encontrarse a años luz de las grandes potencias turfísticas, el gremio de las carreras de caballos en España puede presumir de contar con un puñado de buenos profesionales que se han hecho un hueco allí donde este deporte alcanza la excelencia. Es el caso, por ejemplo, del jockey lebrijano Diego Sánchez, al que no le falta trabajo en Estados Unidos, donde lleva montando cinco años. Este domingo, los aficionados tendrán la oportunidad de verlo en acción en el transcurso de la octava jornada de la temporada de invierno en el Gran Hipódromo de Andalucía Javier Piñar Hafner, ya que el menudo jinete, de vacaciones en casa hasta finales de enero, se subirá a lomos de Iovia y Vinuesa.

          “Me hace mucha ilusión volver a montar en Sevilla, y ojalá pueda ganar alguna carrera aquí antes de marcharme otra vez”, reconoce Diego Sánchez, de 33 años, que comenzara a montar en 1995 a las  órdenes de Ricardo Jurado. Ahora, por méritos propios, ya tiene un nombre en el turf, pero sigue comportándose con la misma discreción de siempre. “Es muy serio en el trabajo. Siempre tuvo unas ganas terribles por aprender, y esa especial motivación es la que le ha llevado a estar donde ahora está. Fue valiente marchándose a la aventura, y me alegro mucho de que le esté yendo tan bien”, comenta Manuel Álvarez, el primer preparador que le ha confiado sus montas –“siempre que venga por aquí, se las daré”, asegura- y con el que ya trabajara antes de que emigrara a Norteamérica. Ambos recuerdan con sumo agrado la mañana del 3 de abril de 2004, cuando firmaron un memorable doblete en Pineda con Grigoriev y Profumo di Mare, que, con una aceleración de ensueño ante las tribunas, ganó el Gran Premio de Andalucía por quince cuerpos.

          Pero en aquellos años, con el hipódromo de La Zarzuela aún cerrado, el turf español no daba para mucho y él, como ya habían hecho antes José Luis Martínez, Jorge Horcajada, David Delgado u Óscar Ortiz de Urbina, decidió emigrar. “Probé en Francia, pero tenía claro que quería irme a Estados Unidos. Siempre me gustó la manera en la que allí se corre, sin respiro desde que se abren los cajones, y tenía ganas de aprender a montar a su estilo. A diferencia de los jockeys europeos, que suelen montar muy verticalmente, los americanos hacen una monta más aerodinámica, pegando el culo a la montura, escondiendo la cabeza tras la crin del caballo y arreando con los hombros”, explica Diego Sánchez, quien, tras una breve estancia en Los Ángeles, se ha afincado definitivamente en Chicago, a bastantes kilómetros del jinete sanluqueño Antonio Alonso Gallardo, que también ha encontrado su sitio en Miami.

           Desde luego, no hay comparación entre un turf y el otro: “Ya es buena señal que en España se disputen una o dos jornadas a la semana, y que poco a poco este deporte vaya recuperando su sitio, aunque aquello es otra dimensión. Sólo en Chicago hay dos hipódromos (Hawthorne Race Course y Arlington Park) y carreras durante once meses al año, cuatro días a la semana y ocho o diez pruebas por jornada…”. Así las cosas, Diego Sánchez, que en 2010 sumó 41 triunfos en 375 actuaciones, no se plantea cambiar de aires: “Allí estoy muy bien. Profesional y económicamente no hay color”.


 

Acceso Privado